El proyecto es una iniciativa transnacional en la que participan instituciones de 6 países europeos: Italia, Bulgaria, Dinamarca, Lituania, Portugal y España, y tiene como objetivo luchar contra la desinformación y las noticias falsas, especialmente las que se centran en cuestiones proeuropeas. El peligro de la manipulación de las noticias sobre la Unión Europea es, de hecho, un fenómeno actual y real: a través del uso masivo de trending hashtags engañosos y de fuentes periodísticas poco fiables, las verdaderas políticas europeas a favor de la difusión de fake news fomentan un clima de disensión hacia las instituciones de la UE. Por el contrario, uno de los objetivos de la comunidad es fomentar la correcta información y favorecer la comunicación con los ciudadanos, promoviendo todas las oportunidades laborales y no laborales que ofrece. En concreto, la Estrategia Europea 2018-2020 propone entre los distintos puntos asegurar el empleo del 75% de la población europea entre 20 y 64 años. Para reducir el desempleo, la UE ha incluido entre las siete iniciativas emblemáticas de la estrategia 2020 “una agenda digital para Europa”, cuyo objetivo es mejorar la usabilidad de los medios de comunicación en todos los países europeos. Según un estudio del Eurobarómetro, la delincuencia, la inmigración y el desempleo han sido los temas más comentados en los sitios de desinformación durante el último año: la tendencia es culpar a las políticas europeas y a las direcciones de intervención en estos tres temas. Más concretamente, como muestra el informe del Índice de Alfabetización Mediática de Estados Unidos, las noticias falsas se consideran mucho más fiables en Europa, donde intervienen predominantemente tres variables: el nivel de educación, la libertad de los medios de comunicación y la confianza social. Haciendo un promedio de estos tres elementos, Italia y Portugal se sitúan en la parte más o menos media de la clasificación, mientras que países como Lituania y Bulgaria están entre los últimos de cada categoría. España estuvo en el centro de un reciente escándalo en Twitter, que cerró innumerables cuentas de identificación españolas que difundían noticias falsas y propaganda progubernamental con noticias falsas. Dinamarca, por su parte, es un ejemplo admirable en todas las variables, por ejemplo, al lograr una puntuación de 70 puntos en usabilidad y libertad de prensa, y su participación será crucial en la ejecución del proyecto.

RESULTADOS

El proyecto quiere alcanzar la creación de un conjunto de herramientas digitales como producto final, para aprender a distinguir una noticia falsa y denunciarlas. El kit de herramientas representa una herramienta puesta a disposición de todo ciudadano europeo no sólo para conocer las mejores prácticas adoptadas en varios países europeos a nivel político, social y jurídico para combatir el fenómeno de las noticias falsas, sino sino también para aprender a utilizar las herramientas de comprobación de hechos, de modo que cada uno contribuya personalmente a contrarrestar el fenómeno. El kit de herramientas está dirigido a jóvenes y adultos, con el objetivo de
simplificar el enfoque del problema y aumentar la responsabilidad de los ciudadanos (especialmente de los jóvenes): para que el uso de la caja de herramientas incluya también ejemplos prácticos simulaciones a las que se enfrentan los participantes durante las actividades de los talleres.

Categorías: Senza categoria

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial